CINE: SUBTITULOS

Al momento de ver cine: veamos el subtitulado, por Elina Suarez

Controversial ha sido el doblaje (otra voz que reemplaza la del actor en idioma original) y el subtitulado (la transcripción del dialogo) ambas no son específicas, pecan de disimilitudes y hasta errores de sincronicidad, gestualidad y hacen difícil la interpretación del espectador.

Lo cierto es que con el subtitulado nos perdemos de ver cosas que están ocurriendo, y con el doblaje de oír la originalidad con todo lo que esto significa, en ambos casos puede significar la recepción de un mensaje incompleto.

Si también pensamos en la velocidad de lectura, la cantidad de reglones por subtitulo, 20 hasta 40 matrices por línea, sólo puede tener una o dos líneas (salvo en los subtítulos para sordos, que pueden utilizar hasta tres líneas) y la velocidad de lectura es muy variable (10 fotogramas por pie de película —entre 14 y 15 caracteres por segundo— para la 20th Century Fox; más lento para televisión y vídeo, una velocidad de lectura de 9 caracteres por segundo para adultos y entre la mitad y los dos tercios de esta cantidad para los niños dependiendo de su edad.

Como se pega un subtítulo? En fotoquímico con láser, y no puede borrarse una vez realizado. El funcionamiento de sistema se basa en un láser que enfocado, quema la capa de emulsión (capa de color) dejando intacto el soporte traslucido del fondo, por lo que los subtítulos son siempre en color blanco y no cumplen los requisitos de poder identificar al personaje. Esto se ha de hacer fotograma a fotograma, desenrollado la película mediante un mecanismo de transporte que posiciona un bastidor. Este dispositivo de alta precisión mantiene la película con tensión constante durante todo el proceso de grabado llegando a hacerse 200 fotogramas por segundo en el mejor de los casos. Y la película digital los subtítulos son ficheros XML con un formato especial.

Si hablamos de hipoacusia y accesibilidad en cine, en argentina existe como en varias partes del mundo una tecnología que se denomina aro magnético  que se instala por única vez y cambia notablemente la experiencia de las personas con audición reducida. Desde 2005, en la Ciudad de Buenos Aires entró en vigor la ley 1870 que obliga a los cines y teatros a proceder con su instalación, cosa que hasta hoy continúa pendiente en muchos espacios.

El subtitulado o el doblaje por estos lares depende del espectador, si depende de una elección de las productoras si, y depende también de legislaciones vigentes para asegurar la inclusión de todos al mundo del cine y la justeza de esto dependerá del traductor de cine.

Un caso particular son los doblajes y traducciones españolas porque deben adaptarse a cuestiones propias de su lenguaje y región geográfica.

Traductores de cine español https://www.youtube.com/watch?v=oOEl0VVGXuA

El montaje en proyección de 35mm https://www.youtube.com/watch?v=GUIcnD0S0X0

 

 

También puede gustarle...